Playas y costa

Disfruta de una playa para ti solo; maravíllate ante nuestras espectaculares costas

Con sus cristalinas aguas de color turquesa y su fina arena, las playas de las Sorlingas son sencillamente impresionantes, compitiendo en belleza con las de cualquier otro lugar del planeta. Hay más de 35 repartidas por todo el archipiélago, lo que significa que siempre puedes encontrar una playa apartada para uso privado.

Entre las más bellas destacan Pentle Bay en la isla de Tresco por su aire romántico; Porth Loo Beach en St. Mary por sus piscinas naturales entre las rocas; Town Beach en St. Mary para ir al raque; Great Bay en St. Martin (votada como la mejor del Reino Unido) para nadar; y Great Par en Bryher para disfrutar de un fabuloso día en familia. El banco de arena, conocido como The Bar, que separa St. Agnes y Gugh durante la marea baja también es un lugar perfecto y resguardado para jugar en bote o ver cómo llegan los barcos de las excursiones (pero no cuando queda sumergido por la marea).

Pero eso no es todo. Para los que buscan variedad, las Sorlingas también presumen de espectaculares acantilados, con escarpadas paredes rocosas y profundas ensenadas causadas por el continuo golpear de las grandes olas que llegan del Océano Atlántico y donde descargan furiosas tormentas durante los meses de invierno. Pueden realizarse excelentes caminadas por la costa rocosa para descubrir paisajes cubiertos de brezales y aulagas en flor o coronados por las ruinas de algún castillo sobre un promontorio, todas ellas con maravillosas vistas panorámicas. En el extremo norte de Bryher, la bahía apropiadamente llamada Hell Bay (Bahía del Infierno) destaca por sus excepcionales vistas, al igual que Peninnis Head en la isla de St. Mary.

Tanto si buscas un telón de fondo dramático como romántico, hay una playa o un rincón de la costa esperándote.